SOLSTICIO DE VERANO

En este momento del año, el Sol se encuentra en su momento más alto.

Y nosotros recibimos su fuerza, inconscientemente nos hace recordar los momentos cumbre de nuestro año: cuando nos hemos sentido más iluminados, más calentitos en el corazón...

Es el día en el que el Sol está en su Zenit, su punto más alto, y sin embargo también es el día en el que comienza su declive. Pues poco a poco irá luciendo un poquito menos, acortando los días cada día un poquitín más y más... llevándonos de la mano hacia el precioso Otoño.

¡Qué Sabio Mensaje nos envía la Naturaleza en tan sólo unos instantes!

Y es que, todo, absolutamente TODO ESTÁ EN CONTINUO MOVIMIENTO... todo es... lo que ahora está arriba, luego estará abajo y volverá a subir... en un continuo girar...

Así es que observando, adentrándonos en la Rueda del Año, nos armonizamos con el todo. Todo es naturalmente sencillo. Aceptando, confiando, Amando la Naturaleza, a nuestra propia Naturaleza... pues lo que es afuera, es adentro...

TODO ES UNO...TODOS SOMOS UNO...

Todo está unido: los humanos, las plantas, los animales, La Luna, el Sol,...

El Universo entero Vibra al Unísono

¡Qué bello el sentirnos acompañados, parte del TODO!