ROMPIENDO MOLDES

ROMPIENDO MOLDES

Nuevamente vamos con los encasillamientos que nos hacen sentirnos tan seguros... Supongo que nunca he encajado en ningún molde, y mira que en muchas ocasiones lo intenté por todos mis medios casi incluso costándome mi sentir, y otras veces luché por salirme de ellos, tanto luché que casi me salgo hasta de mí. Hasta que ya llegó un día en que desistí y empecé a dejarme ser quién soy... con mis Ramón Bilbao al anochecer, mis tatuajes simbólicos, mis mallas de leopardo y mis zapatitos rojos de tacón, con mi cara lavada y también con mis momentos de maquillajes Brilli Brilli, con mi cuerpo desnudo al sol en la playa y también con mi rosario en la mano en el santuario... Y es que Yo Queridos, yo no encajo en ningún molde.

QUIZÁ ESA SEA LA GRAN VERDAD DE TODAS... QUIZÁ ES QUE NO NOS CREARON EN UN MOLDE. ASÍ QUE, ¿CÓMO ÍBAMOS A ENCAJAR EN NINGUNO DE LOS MILLONES DE ELLOS QUE EL SER HUMANO HA IDO CREANDO A LO LARGO DE LA HISTORIA PARA DEFINIRSE, PARA RECONOCERSE, PARA IDENTIFICARSE Y TAMBIÉN PARA ENLATECERSE?

Queridos, no, no nos crearon en ningún molde y por ello nadie tiene por qué ser ni igual ni parecido a nadie, simplemente HEMOS DE SER. Sin más, eso que te pide el cuerpo ser, eso que te pide tu corazón sentir, eso que te pide tu mente imaginar, eso que simplemente tu Alma ES.Si es que nos complicamos la vida con lo que menos importa... el Otro.Ese "Otro" que lo más probable es que esté tan o más perdido que yo... ¡Ay, tan Humanos y tan Divinos! Y sin embargo, a veces, tan ajenos a nuestra Humanidad... a nuestra Divinidad.

Hoy, hablaré de eso que tanto nos encanta y sin embargo tanto nos asusta: ROMPER MOLDES. Y es que el otro día, nuevamente, alguien se medio escandalizó al saber a qué me dedicaba yo. Y es que no le cuadraba que Yo, "una chica tan normal", me dedicase a Servir al Espíritu.

PUES BIEN QUERIDOS, HOY ES UN GRAN DÍA PARA ESO DE ROMPER MOLDES. Y AQUÍ VA MI APORTACIÓN EN ESTO DEL DESPERTAR, DEL RENACER... DEL SER.