Entre la Tristeza y la Libertad

Y llega un momento en que de repente te das cuenta de que ya no te sientes decepcionada... Sencillamente oyes palabras que ya están vacías para ti, carentes de significado...y de gracia. Sencillamente ya no hay nada que te agarre.

Y sí puede parecer triste... o liberador, depende desde dónde lo estés mirando.

Triste si en ese momento te das cuenta de que aquello que tanto significó en tu vida, aquello por lo que te volcaste, aquello que luchaste, sencillamente ya no ejerce poder sobre ti, ya no importa, ya no es. Claro que da pena darte cuenta de que algo que fue en ti, parte de ti ya no es... o quizá ya no es porque nunca fue, pero eso ya sería otro tema.

Liberador pues te das cuenta en ese momento de que aquello por lo que luchaste, aquello que intentaste con todas tus fuerzas, aquello en lo que ocupaste tu tiempo, amor, esperanzas y sueños, sencillamente ya no te ata. Ya puedes dejar la lucha y descansar, ya puedes estar presente en nuevos sueños. Ahora todo tu amor, tu tiempo, tus esperanzas vuelven a estar en crear tu nueva realidad. Y esta realidad te da alas para hacer lo que desees Ahora.

Y a veces, no deja de ser triste y liberador al mismo tiempo.

Pero Hoy, decántate por la Libertad. La que te suelta de toda atadura, de toda mentira, de toda desconfianza, de toda duda... Hoy es tiempo de crear de nuevo Queridos míos. Las Puertas de la Vida se abren ante nosotros a cada instante, ¿seremos valientes para cruzarlas y vivir?

Con todo mi amor y mi comprensión a los que hoy, ayer o mañana estarán en esta tesitura de observarse en tristeza o liberación. Que mis palabras y en ellas el mensaje de la Vida te ampare y de coraje para Seguir tu Camino...

Respira, no estás solo en esto... Aquí y Ahora, Hoy y Siempre. Que el mensaje te ampare en la duda y de fuerza a tus alas.