"Alma Sensible"


Siempre he sido sensible, recuerdo ser una niña sensible, una adolescente sensible, una joven sensible, una mujer sensible...

Algo que he liberado de mi Ser. Pero he observado que cuando alguien te dice: "¡Qué sensible eres!" Directamente te está menospreciando. Porque resulta que ser sensible más que nunca es un error de personalidad a evitar. Puesto que "ser sensible" te convierte sin lugar a dudas en una persona inestable y que inestabiliza, desconfiada y de la que desconfiar, una víctima, una persona histérica ... osea, una persona VULNERABLE. Y también usan eso de vulnerable como un insulto...
Vulnerable y sensible, me gusta esa combinación. Me encanta desplfgarme y mostrarme natural y me comparto así: Vulnerable y Sensible.
Para mí ser sensible es un efecto de abrir mi corazón y mi mente, de permitir que mis sentidos se expandan. Ser sensible es lo que me da la capacidad de ver más allá... VER hasta sorprenderme llorando observando una gotita de lluvia caer suavemente por una rama en el parque, así de ñoña y sensible...; SENTIR más y emocionarme al ver el fondo del mar en una simple película, lagrimones que caen por mis mejillas mientras me imagino allá abajo entre esa belleza...; OÍR más y ser capaz de sentir la respiración de mi perro cuando se entrecorta al tener pesadillas a la noche y poder despertarme para acariciarle hasta que se calma y sentir su corazón en mi mano...¡qué locaza soy!; TENER LAS CAPACIDADES ABIERTAS y sorprenderme con la belleza tan espectacular del cielo gris cuando llama a la tormenta... y escuchar su sonido llegando...y la lluvia congelada cayendo sobre mí y quedarme ahí, sin correr... sintiendo... ¡Ay Ama, que la hemos perdido a esta txikita!

Ser Sensible es lo que me permite ir más allá del muro que aún divide lo humano de lo divino. Y es esto de ser sensible lo que me hace gozar de esas pequeñas chispas divinas cuando otros solo aprecian lo más bajo de lo humano y lo divino lo confunden.
Queridos es tiempo ya... Permitámonos ser vulnerables y sorprendernos de lo que surja. Descubramos lo Divino en lo Humano y lo Humano en lo Divino. Quizá si permitimos la energía Crística (la de bajar el cielo a la tierra) en nosotros, quizá se expanda a nuestra vulnerabilidad, quizá seamos más sensibles... quizá así sintamos un poco más lo que hacemos, lo que decimos, lo que pensamos...Quizá ese sea el comienzo,la vía, la verdad... QUIZÁ....
Hasta entonces, yo seguiré SIENDO SENSIBLE con la naturalidad de mi esencia, con la calma de mi ser,... Y mi mano siempre estará extendida para mostrarte mi mundo si en el momento en que mi vulnerabilidad te haga sentirte vulnerable, decidas lanzarte y ver qué sucede al otro lado, ver qué sucede si acoges tu propia sensibilidad... Yo, como siempre, TE ESPERO en este mi Mundo para tí irreal,loco... para mí Mágico, sincero y tan real como mi Presencia.

Por hoy, Dulce Amanecer Queridos,
Chari Lar Registros